jueves, 17 de enero de 2008

Milonga del sombrero negro

(por petición de Lady N.)

Llevo 20 años sin responder
la pregunta del dilema:
volver o no volver
volver adónde
volver a qué.
Si todavía albergo en la nariz sin olfato
el aire de eucalipto en diagonal
de ciertos otoños de neuquen
y en el dedo medio de la mano izquierda
me sigue quemando el asombro feliz
de la entrepierna

de una muchaha inolvidable
que

creo
se llamaba mabel.
Volver adonde
volver a qué
Si aqúel sombrero negro
de imposible vaquero
que me arrebató el viento
el verano del 86
no ha dejado de volar con sus alas de cuero
entre puerto madryn y esquel
Y el nene de mofletes colorados
que escapaba de un perro negro
en una bicicleta de mujer
sueña algunas noches cuando tiene miedo
con el perro aquel.

Volver adonde
volver a que
si en cordoba hay un empedrado con las huellas de mi cara
y las viejas que vivían a la vuelta del estadio de Talleres
siguen hablando de las noches en que una novia
loca
me perseguía desnudo hasta la calle
para dejarme entrar
una hora después.
Si floté en la nada de las aguas
de las termas de rio hondo
a los trece y a las dos de la mañana
y no quise dejar de flotar
desde esas vez.


Volver adonde
volver a qué
si cuando me enfado digo jilipollas
pero cuando me enculo
se me escapa un pelotudo
que rescata todos los acentos olvidados
en la pe
y tengo las mismas ganas de ir al baño
que aquél dia
que llegué a barajas y corrí a tirar de la cadena
para ver si lo de corilis era cierto
o solo otra mentira de la cia.

Volver adonde
volver a qué
si en ceuta sembré un hijo africano con ojos de cometa
y en melilla una hija con alas en los pies
y no supe
ni pude
quedarme a verlos crecers
si he nadado en tres mares
si en madrid he dormido
si soñé en marrakesh
y todos los vientos me sonaban
al viento silbador
que me enseñó a escribirme los poemas
mientras volvía andando a casa del colegio
por haberme gastado en cerveza o cigarrillos
la plata para el colectivo.

Soy el que siempre está de paso
soy el que nunca ha venido
soy ese hombre espaldas
tan ocupado en irse
siempre
que nunca tiene tiempo
de volver

Volver adónde

Volver a cuándo

Volver a qué.

4 comentarios:

Maga dijo...

No puedo evitarlo, es que me gustan tanto los poemas de volveres...

Claro, que a parte de gustos ñoño-melancólicos, me parece cojonudo esto.

Qué pelotudo.
Ah. Y amén.

MartaNoviembre dijo...

Mi sobrenombre empieza por N, así que me doy por aludida, por si acaso. Muchas gracias Salem. Otra vez lo conseguiste, porque que cuando te leo, ya te escycho. Un beso.

A.V.G. dijo...

Pues vuelve y luego anhela volver!!! Nostalgia de aquellos días.

Oye me ha gustado todo el blog. He estado mirando y leyendo algún post. También he leído a otros como MartaNoviembre, MarcusVersus, UnaBohemia, Losers... hay buenas cosas. Os conocí a traves del blog de UnaBohemia y me empujó a abrir el mío. Desde entonces leo los vuestros y sigo escribiendo.

Un abrazo y nos Leemos.

Rafael Sarmentero dijo...

Maravilloso.