viernes, 12 de diciembre de 2014

Gatoperro+Carlos Salem= CUMPLIDORES DEL BEBER

El DOMINGO 14 de DICIEMBRE 
a las 18.30 horas, 
la calle Calvario se convertirá por unas horas en Bourbon Street.

Gatoperro y yo perpetraremos el concierto/recital de canciones/poemas/bourbon 
más gamberro e irrepetible (difícil que nos dejen)


Será en Calvario Bar, C/Calvario, 16.
Metros Tirso de Molina y Antón Martín.



Si existiera vergüenza en este mundo, el evento 
(y los artistas) serían patrocinados por Jim Bean.

Y aunque no sea así, la ENTRADA ES LIBRE HASTA PETAR EL AFORO.

Encontrar la salida es cosa de cada uno

(si quieres escuchar más sobre este crack de Gatoperro,.aquí algunas muestras gratis)


El 19 función doble en Cuenca


martes, 28 de octubre de 2014

HALLOWEEN FOREVER




Soy el bisnieto del monstruo de frankenstein
y mi cuerpo está formado
por los trozos de otros cuerpos
que una noche fueron míos.

Soy el hombre del saco
del saco roto en el que pierdo
todos los consejos que regalo y que no pido.
Soy un licántropo calvo
ofendido con la luna
que aúlla siempre hacia dentro
con tal de no fastidiar a los vecinos.

Soy una momia educada
(y no la de marcus versus)
mis vendajes están hechos de facturas sin pagar
de contratos incumplidos
y de cartas que me habitan
que no escribo.

Soy un vampiro jubilado
pobre conde sin castillo
ni dinero
para implantarme colmillos postizos.
Soy la cosa de un pantano de cemento
al que le crecen coches como árboles de pesadilla
y vivo en el mismo lodo que mis víctimas.

Soy un zombi con cerebro
que duda todo el tiempo
estoy mal resucitado
y en la tumba algún capullo
me ha cambiado el esqueleto.

Soy un súcubo
o un íncubo
en días alternos
soy un demonio menor
mefistófeles en paro
soy ese terror sin forma que acecha bajo tu cama
aprendiz de quasimodo sin joroba ni campanas.

Soy el bisnieto del monstruo de frankenstein
y mi cuerpo está formado
por los trozos de otros cuerpos
que nunca  fueron míos.
Sólo soy
un engendro ciego en este país de tuertos
y todas mis noches 
son noches de caza
y todos mis días
son días 
de muertos