lunes, 12 de enero de 2015

El amor es el crimen perfecto

(Com este poema arranca mi próximo libro (al que da título), que será publicado en unos meses por Ya lo dijo Casiniro Parker)

El amor es el crimen perfecto

Porque no le importa dejar huellas
y está siempre sembrado de ADN.
Porque tiene en nómina a los detectives,
a los criminales y a los jueces,
(y creo que les paga mucho menos a los jueces).

Porque sus cadáveres nunca mueren del todo
y resucitan ante otros ojos, inéditos,
para volver a morir,
de amor, dentro de un tiempo.

Porque antes de matar estafa,
con sonrisa de ángel o banquero,
y hace sentirse alto al más enano,
y que nos veamos guapos
los que nos sabemos feos.

Porque te apuñala siempre en el mismos sitio,
y los adictos/barra/ adictas/
hacen cola para su chute de subidón
con destino al precipicio.

Porque es un cronófago
al que no le importa ser coprófago
si has dejado que tu vida
se convierta en una mierda.

Porque inventó a los poetas, a los suicidas,
a las putas, y también,
para que alguien saliera ganando,
a los proxenetas.

Porque nunca se arrepiente
y usa las banderas de tregua como pañuelos.

Porque olvida direcciones, nombres y números de teléfono,
pero cuando te descuidas te acorrala una noche
y te deja desnudo y a solas con tus recuerdos.

El amor a una mujer, a un hombre, a un hijo,
a un club de fútbol, a una idea,
a una mascota o a un planeta,
que te lo quita todo sin permiso
y te da a cambio
el humo de una promesa
junto a una ventana abierta.

El amor es el crimen perfecto,
porque ha estado matándome toda la vida,
y todavía consigue que le abra la puerta,
y lo siente a mi mesa,
y lo tumbe en mi cama,
y lo reciba
como se recibe al viento,
a las buenas noticias,
y a esa bala entre los ojos que llevo años mereciendo:

con una sonrisa resignada,
una copa en cada mano,

y los brazos
bien abiertos.

martes, 6 de enero de 2015

Soy una mierda poeta

Soy una mierda de poeta




Soy una mierda de padre
una mierda de marido
apruebo raspando como amante
y siempre cateo como amigo.
y últimamente
he sabido que también
soy una mierda de poeta.
Porque un nenúfar me sigue pareciendo
un coño mustio
más que una sutil alegoría
de las murallas milenarias me interesan
más los triunfos nocturnos
que las brillantes derrotas a mediodía
y de los héroes la duda
y también de los malvados.

Soy una mierda de poeta
lo sé
porque me niego a exprimir mis palabras como piedras
o rocosas naranjas
hasta extraerles un zumo
tan volátil y exquisito
que sólo puedan disfrutarlo un par de selectos paladares.
y apenas me intereso por el sentido de la vida
cuando padezco una bronquitis aguda
o se irritan las ingles
y sus queridos suburbios.
Soy una mierda de poeta
porque dejo sueltas por el patio
a mis metáforas
y luego se escapan o se mueren
porque mi búsqueda del final del universo
nunca llega más allá de tres baldosas
y si la rima se arrima
la dejo seguirme por un rato
y después la espanto
por si acaso.

Soy una mierda de padre
una mierda de marido
apruebo raspando como amante
y siempre cateo como amigo.
y últimamente
he comprendido que también
soy una mierda de poeta.

Pero si un día
la poesía te pide ser
bufanda y bandera de la gente
lanza con hambre
florete sin bolita de pretextos en la punta
si quiere convertirse en un NO
más grande que un tsunami
y no sabes qué hacer
llámame al móvil
cabrón.
Soy una mierda de poeta
pero puede
que tenga para darte
un par de ideas.

((De Si dios ,e pide un bloody mary)

lunes, 29 de diciembre de 2014

43

Yo no sé bien
que reclamaban
los 43 de Iguala
(el telediario 
español
apenas cuenta lo que repsol le deja),
pero sería algo tremendo:
una amenaza mortal
para la vida del sistema,
un anticristo del lado de la gente,
armado con libros
mas letales
que mil cuernos de chivo;
acaso
la inadmisible exigencia
de que la justicia se quitara de una vez la venda
por tantas veces
quitandose
las bragas.

No sé bien.

Lo que sí sé
(Y los moridores ignoran,  ignorantes)
es que la impunidad
ha perdido
ya
43 consonantes
y casi todas
las vocales.

Haciendo oidos sordos
no se impide el grito mudo
que incendiará
vuestros campos de golf,
vuestras casas
con o sin putas,
vuestros barrios exclusivos
y seguros.

Y deberíais haber previsto
que borrando
futuros maestros,
muy pronto
no quedará nadie
que nos enseñe
a perdonaros.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Milonga del sombrero negro


Llevo 20 años sin responder
la pregunta del dilema:
volver o no volver
volver adónde
volver a qué.
Si todavía albergo en la nariz sin olfato
el aire de eucalipto en diagonal
de ciertos otoños de neuquen
y en el dedo medio de la mano izquierda
me sigue quemando el asombro feliz
de la entrepierna de una muchaha inolvidable
que creo
se llamaba mabel.

Volver adondevolver a qué
Si aquel sombrero negro
de imposible vaquero
que me arrebató el viento
el verano del 86
no ha dejado de volar con sus alas de cuero
entre puerto madryn y esquel
Y el nene de mofletes colorados
que escapaba de un perro negro
en una bicicleta de mujer
sueña algunas noches cuando tiene  miedo
con el perro aquel.

Volver adonde
volver a que
si en cordoba hay un empedrado con las huellas de mi cara
y las viejas que vivían a la vuelta del estadio de Talleres
siguen hablando de las noches en que una novia
loca
me perseguía desnudo hasta la calle
para dejarme entrar
una hora después.
Si floté en la nada de las aguas
de las termas de rio hondo
a los trece y a las dos de la mañana
y no quise dejar de flotar
desde esas vez.
Volver adonde
volver a qué
si cuando me enfado digo jilipollas
pero cuando me enculo
se me escapa un pelotudo
que rescata todos los acentos olvidados
en la pe
y tengo las mismas ganas de ir al baño
que aquél dia
que llegué a barajas y corrí a tirar de la cadena
para ver si lo de corilis era cierto
o solo otra mentira de la cia.

Volver adonde
volver a qué
si en ceuta sembré un hijo africano con ojos de cometa
y en melilla una hija con alas en los pies
y no supe
ni pude
quedarme a verlos crecer.
si he nadado en tres mares
si en madrid he dormido
si soñé en marrakesh
y todos los vientos me sonaban
al viento silbador
que me enseñó a escribirme los poemas
mientras volvía andando a casa del colegio
por haberme gastado en cerveza o cigarrillos
la plata para el colectivo.

Soy el que siempre está de paso
soy el que nunca ha venido
soy ese hombre espaldas
tan ocupado en irse
siempre
que nunca tiene tiempo
de volver

Volver adónde

Volver a cuándo

Volver a qué.



viernes, 12 de diciembre de 2014

Gatoperro+Carlos Salem= CUMPLIDORES DEL BEBER

El DOMINGO 14 de DICIEMBRE 
a las 18.30 horas, 
la calle Calvario se convertirá por unas horas en Bourbon Street.

Gatoperro y yo perpetraremos el concierto/recital de canciones/poemas/bourbon 
más gamberro e irrepetible (difícil que nos dejen)


Será en Calvario Bar, C/Calvario, 16.
Metros Tirso de Molina y Antón Martín.



Si existiera vergüenza en este mundo, el evento 
(y los artistas) serían patrocinados por Jim Bean.

Y aunque no sea así, la ENTRADA ES LIBRE HASTA PETAR EL AFORO.

Encontrar la salida es cosa de cada uno

(si quieres escuchar más sobre este crack de Gatoperro,.aquí algunas muestras gratis)