lunes, 22 de enero de 2007

Silvi Orión

(tarde, porque cuando no me faltaba el dibujo me faltaba el poema, el caso que nuestra piterpana favorita no aparecía publicada aquí, aunque sí en el blog del padre de los retratos, Igor Heras, un pedazo de artista y eso que lo íbamos a despeñar de pequeño... )


Un viento
dentro de un viento
dentro de un viento.
delgada
muñeca rusa
que contiene otra más grande
y otra más
cada una girando en un sentido.
Esta mujer podría marearte
-o marearse-
de modernidad
si el ancla de sus ojos
no fijara la vieja
dorada pregunta
que se tragó al primer poeta:
un por qué tan grande
que en él cabe una galaxia
.

1 comentario:

amoremachine dijo...

que maja ella,
y cuanto
la queremos...